Hablar en lenguas, ¿evidencia de recibir al Espíritu Santo?


Hablar en lenguas, ¿es la evidencia de recibir al
Espíritu Santo?

Existen algunas denominaciones que establecen y defienden que el "hablar en lenguas" es la única evidencia de ser bautizado en el ESPÍRITU SANTO. Otras dicen que si no hablamos y oramos en lenguas ¡¡¡¡¡NO SOMOS SALVOS!!!!!, que no somos creyentes y que esa es la única evidencia de nuestra relación con DIOS.
En la Sagradas Escrituras se menciona en el capítulo 2 del Libro de los Hechos que los apóstoles y los que les acompañaban en el aposento alto recibieron El ESPÍRITU SANTO en forma de lenguas de fuego (veremos esto en otro artículo y con relación a Moisés).

 1 Cuando llegó el día de Pentecostés estaban todos unánimes juntos.
2 De repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban;
3 y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos.
4 Todos fueron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablaran.
5 Vivían entonces en Jerusalén judíos piadosos, de todas las naciones bajo el cielo.
6 Al oir este estruendo, se juntó la multitud; y estaban confusos, porque cada uno los oía hablar en su propia lengua.
7 Estaban atónitos y admirados, diciendo:
    --Mirad, ¿no son galileos todos estos que hablan?
8 ¿Cómo, pues, los oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido?
9 Partos, medos, elamitas, y los que habitamos en Mesopotamia, Judea, Capadocia, el Ponto y Asia,
10 Frigia y Panfilia, Egipto y las regiones de África más allá de Cirene, y romanos aquí residentes, tanto judíos como prosélitos,
11 cretenses y árabes, los oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios.
12 Estaban todos atónitos y perplejos, diciéndose unos a otros:
    --¿Qué quiere decir esto?
13 Pero otros, burlándose, decían:
    --Están borrachos.
Debemos señalar que ellos se encontraban orando (y a propósito de este tema, ¿cuántas veces ora usted al día?).
El punto principal es que se nos narra que había personas de diversas ciudades y provincias que, obviamente, hablaban lenguas diferentes, es decir, idiomas diferentes. Cada región tenía su propio idioma. Así como en gran parte de América hablamos español, en los Estados Unidos se habla inglés, en Canadá inglés y francés, en Brasil portugués.
Solo en México se hablan 56  (puede consultarlos en el siguiente enlace)   http://www.emexico.gob.mx/wb2/eMex/eMex_Lenguas_indigenas_de_Mexico    

Es importante no caer en religiosidad o fanatismo, ya que eso confunde a la gente y además, cuando alguno de ellos "no hablan ni oran en lenguas" se sienten defraudados, pecadores, que DIOS no les ha perdonado, que el sacrificio de JESÚS en la cruz no valió para nada pues parece ser que Su sacrificio incluyó hablar en lenguas.
En las Sagradas Escrituras sólo en tres ocasiones  en el citado libro de Los Hechos, el hablar en lenguas sucede cuando se recibe al ESPÍRITU SANTO (Hechos 2:4; 10:44-46; 19:6). Pero estas tres ocasiones son las únicas veces en la Biblia, donde el hablar en lenguas es una evidencia del recibir al ESPÍRITU SANTO.
En los 28 capítulos que componen el libro de Hechos, miles de personas confiesan su creencia en el Señor JESÚS y no se dice nada acerca de que esos nuevos creyentes hayan hablado en lenguas (Hechos 2:41; 8:5-25; 16:31-34; 21:20). 
En ninguna parte del Nuevo Testamento se enseña que el hablar en lenguas es la única evidencia de que el nuevo creyente  haya recibido al ESPÍRITU SANTO.
Es más,  el Nuevo Testamento enseña lo opuesto. Se nos dice que cada persona al confesar y aceptar a JESÚS como su Señor y Salvador se vuelve un creyente en CRISTO y tiene al ESPÍRITU SANTO (Romanos 8:9: 1 Corintios 12:13; Efesios 1:13-14), pero no todos los creyentes hablaron en lenguas (1 Corintios 12:29-31).
Así que, ¿por qué era el hablar en lenguas, la evidencia del Espíritu Santo en esos tres pasajes del libro de Los Hechos? Hechos capítulo 2 registra que los apóstoles fueron bautizados en el Espíritu Santo y capacitados por Él para proclamar el Evangelio. Los apóstoles fueron habilitados para hablar en otros idiomas (lenguas), a fin de poder compartir la verdad con la gente en sus propios idiomas. Hechos capítulo 10 relata al apóstol Pedro siendo enviado a compartir el Evangelio con gente no judía. Pedro y los otros primeros cristianos, siendo judíos, debieron haber pasado un tiempo difícil aceptando a los gentiles (gente no judía) dentro de la iglesia.
DIOS capacitó a los gentiles para hablar en lenguas, para demostrar, que ellos habían recibido el mismo ESPÍRITU SANTO que habían recibido los apóstoles (Hechos 10:47; 11:17).

Los gentiles reciben el Espíritu Santo
    44 Mientras aún hablaba Pedro estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el discurso.
45 Y los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramara[u] el don del Espíritu Santo,
46 porque los oían que hablaban en lenguas y que glorificaban a Dios.[v][w]
47 Entonces respondió Pedro:
    --¿Puede acaso alguno impedir el agua, para que no sean bautizados estos que han recibido el Espíritu Santo lo mismo que nosotros?
48 Y mandó bautizarlos en el nombre del Señor Jesús. Entonces le rogaron que se quedara por algunos días.
Tiempo después, Pedro señala esta ocasión como prueba de que Dios realmente estaba salvando a los gentiles (Hechos 15:7-11).
En ninguna parte el hablar en lenguas es presentado como algo que todos los cristianos deban esperar cuando reciben a JESUCRISTO como su Salvador, y por lo tanto son bautizados en el ESPÍRITU SANTO. De hecho, de todas las conversiones relatadas en el Nuevo Testamento, solo dos registran el hablar en lenguas en ese contexto. 
Las lenguas fue un don milagroso que tuvo un propósito específico para un tiempo específico. No fueron, ni nunca lo han sido, la evidencia de la recepción del ESPÍRITU SANTO.

About the author

Admin
Donec non enim in turpis pulvinar facilisis. Ut felis. Praesent dapibus, neque id cursus faucibus. Aenean fermentum, eget tincidunt.

Copyright © 2013 La Didake... El Camino and Blogger Themes.